foro de viajes

Marruecos y sus dos joyas: Tánger y Tetuán

Visitar Marruecos (http://www.descubremarruecos.com/) es como recorrer un libro de aventuras e historias fascinantes. Es un país fascinante, mires por donde los mires, pero tiene entre sus favoritas, dos ciudades que no puedes perderte si eres un amante de los viajes, Tánger y Tetuán. Ambos destinos turísticos no están masificados por gran cantidad de viajeros y se puede disfrutar de la mezcla de culturas que tienen y la tolerancia que se respira entre ellos.  Ambos lugares son tierras en las que se han sucedido importantes misiones diplomáticas y comerciales y han sido refugio para importantes artistas y poetas. Por su parte Tánger, conserva ese toque cosmopolita de los viajeros del siglo XIX y junto a ella está a tan sólo 60 kilómetros la bella Tetuán.

Lo más impresionante sus zocos donde puedes perderte en sus medinas centenarias o disfrutar de un atardecer en cualquiera de sus terrazas con sus impresionantes vistas al mar. Entre sus rasgos característicos del paisaje destacan el azul combinado del Atlántico y del Mediterráneo con más de 275 kilómetros de cosa que son perfectas para desconectar y llegar al relax que un viajero busca en estos lugares.

Volviendo a Tánger, se puede describir como la ciudad de los mares, que ha sido protagonista a lo largo de la historia gracias a su puerto que la convirtió en zona franca internacional. Este hecho hizo que sus hoteles de lujo estén ahora muy cotizados y con un gran carácter noveles y aventurero que todavía puede respirarse sin esfuerzo. En cuanto a Tetuán, puede decirse que es el secreto mejor guardado de Marruecos gracias a sus calles y arquitecturas. Posee el encanto bohemio más chic y las playas vírgenes más bonitas del mundo por ello fue apodada como la “paloma blanca” de Marruecos.


Turismo y regateo en el Bazar de Marrakech

Zocos en Bazar de Marrakech

Podemos encontrar todo tipo de zocos en el Bazar de Marrakech, desde tintoreros hasta herreros

En el artículo de hoy nos vamos a adentrar en la medina más extensa del Magreb, un laberinto donde la repetición se impone de forma inapelable: cuatro tiendas de sederos consecutivas, cinco peluquerías una detrás de otra, lo mismo con pasteleros, curtidores, alfareros… La vía más fácil hacia los zocos o souks se impone desde la Jemaa, por la esquina del Café de France. Lo más aconsejable es llegar con todo bien amarrado, paciencia para escuchar miles de ofertas y sugerencias, una buena labia para regatear (imprescindible) y algo de dinero para llevarse al menos un par de souvenirs (y recomiendo siempre comprarse unas buenas babuchas). Seguir leyendo… »


Elige tu continente:

Síguenos en FaceBook y Twitter:
Compartir Google+