foro de viajes

Cañon del Río Lobos

Imagen del Parque Natural Cañon del Río Lobos, en Soria

Unas 50.000 personas se acercan cada año a un lugar impresionante que fluye casi oculto por la provincia castellano leonesa. El Cañón del Río Lobos es uno de esos rincones que cautivan al viajero por su riqueza inesperada. Es buena época. La primavera le sienta bien a ese parque de un verde intenso y matizado, de olores fuertes y agudos contrastes. No es difícil llegar. Situado al noroeste de Soria, la N-234 enseguida marca el desvío hacia el cañón, pasado Ucero, el pueblo que descansa a sus pies. Ocupa 9.580 hectáreas y tiene una longitud de 20 kilómetros.

 

Historia del Parque

El Parque Natural del Cañón del Río Lobos lo es desde 1985, cuando se reconoció la necesidad de proteger un espacio tan rico en flora y fauna, peculiar por su diversidad, por las alturas que alcanza y lo lejano que le queda el río, siempre tranquilo, desde ahí arriba.

Se trata de uno de los primeros lugares de Castilla y León que se decidió preservar, por lo que la organización y el cuidado, por lo general, están muy bien, con sus guardas específicos.

En la propia entrada se encuentra el centro de interpretación –recomendable primera visita-, en la que se explican exhaustivamente las singularidades del espacio y se pueden ver algunos itinerarios.

En general, y más teniendo en cuenta que es posible hacer los primeros kilómetros por una pista de tierra, los recorridos son cómodos. Están bien señalizados, con códigos de dificultad y número de horas aproximado.

 

La naturaleza en el parque

El río y la erosión del entorno en la que se ha afanado son los principales protagonistas del paisaje. Los farallones se suceden, pudiendo alcanzar los 40 metros en algunos puntos. Porque el Parque Natural del Cañón del Río Lobos es lo que se espera de él, pero sobredimensionado. El cauce de un río, sí, pero con picos y barrancos extremos de piedra caliza compacta. Todo un laberinto de cuevas y altiplanos, por sus rincones se explayan los bosques de sabinas albares, los pinos laricios, las plantas acuáticas o los matorrales de aluaga, cantueso y enebro rastrero.

 

En este despliegue de recursos naturales han encontrado su sitio unas 200 especies de vertebrados, entre las que destacan las águilas reales, alimoches, buitres leonados, culebras, corzos, halcones peregrinos, nutrias o jabalís. Por supuesto, la mejor forma de conocer el parque y observar sus peculiaridades –nada ocultas, por otra parte-, es ponerse ropa cómoda, hacerse con unas buenas botas, y gastarles la suela a base de caminar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Si te ha gustado la información y quieres recibir los artículos que publico directamente en tu correo electrónico, introduce tu email a continuación (nada de Spam, ¡prometido!) -->
Para terminar te pediré algo que te costará muy poco y que valoro mucho. Los +1 en Google Plus me animan a seguir escribiendo a diario en VidaEmigrante ¿Me ayudas? -->

¿Te ha gustado el artículo?
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Fecha: abr 13,2013

Me llamo Álvaro y soy el creador del foroblog de viajes y migraciones . Soy un viajero apasionado que reside en S.Domingo, Rep.Dominicana. Vidaemigrante surge como nexo de unión para aquellos que desean emigrar o trabajar en el extranjero.

Elige tu continente:

Síguenos en FaceBook y Twitter:
Compartir Google+