foro de viajes

Vivir en Siria

Siria, después de los conflictos del pasado, se perfila como un posible destino de viaje

Puesto que Siria recibe relativamente pocos visitantes, no existen temporadas turísticas bien definidas, por lo que el clima es el factor determinante a la hora de elegir el momento del año más propicio para el viaje. El verano sirio es caluroso y seco, mientras que el invierno es frío, por lo que la primavera y el otoño se perfilan como las estaciones más adecuadas para visitar el país. Antes de plantearte viajar a Siria tienes que tener en cuenta que los conflictos de los últimos años y el actual periodo de recuperación que está viviendo el país, lo convierten en un destino turístico muy inusual, por lo que no encontrarás mucha información y panorama turístico en agencias o en Internet (en este artículo ya hablamos sobre vivir en Siria).

 

Clima de verano en Siria

En verano el calor puede llegar a ser insoportable, sobre todo en las regiones desérticas del este, en los alrededores de Palmira y Deir ez-Zur. En los meses de julio y agosto, a media tarde, la temperatura llega a alcanzar los 40 °C o valores incluso más elevados, aunque a menudo sopla también una tenaz y grata brisa que, junto con un nivel de humedad más bien bajo, mitiga la sensación de calor. Damasco y Alepo disfrutan de un clima ligeramente más fresco durante estos meses, pero en dichas ciudades no sopla la brisa y existen graves problemas de contaminación, por lo que tampoco se libran de la abrumadora sensación de estar en canícula.

No ocurre lo mismo en la costa y la montaña: a orillas del mar, el verano es caluroso y húmedo, mientras que en las faldas de la montaña abundan las nubes y el clima es fresco. En ambas regiones llueve de forma regular durante los meses estivales, con precipitaciones que suelen caer en forma de violentas tormentas de verano, acompañadas de truenos, relámpagos y rayos, que descargan hacia el anochecer. Sin embargo, en la mayor parte del territorio sirio, la nubosidad y las precipitaciones no hacen acto de presencia desde junio hasta septiembre, y para cuando llega el otoño, el paisaje suele ofrecer un aspecto agostado.

 

Clima de invierno en Siria

El invierno, por otra parte, suele ser frío, húmedo e implacable. Desde diciembre hasta febrero, las temperaturas en Damasco y Alepo difícilmente superan los 10 °C, en tanto que la lluvia, los cielos encapotados y las noches heladas son algo habitual. Muy de cuando en cuando, una fuerte nevada obliga a suspender toda actividad en estas ciudades. En las montañas, la nieve y las temperaturas gélidas son habituales durante los meses de enero y febrero, mientras que en las regiones orientales del país las heladas ráfagas de viento hacen descender las temperaturas nocturnas hasta valores negativos.

De hecho, los vientos procedentes de las cumbres montañosas de Turquía oriental pueden llegar a cubrir con un fino manto de nieve las ruinas de Palmira. Las regiones costeras de Tartús y Latakia tampoco se libran de una desapacible sensación de frío y humedad durante los meses centrales del invierno, acompañada a menudo de tormentas mediterráneas que pueden seguir desatándose hasta bien entrado el mes de abril.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Si te ha gustado la información y quieres recibir los artículos que publico directamente en tu correo electrónico, introduce tu email a continuación (nada de Spam, ¡prometido!) -->
Para terminar te pediré algo que te costará muy poco y que valoro mucho. Los +1 en Google Plus me animan a seguir escribiendo a diario en VidaEmigrante ¿Me ayudas? -->

¿Te ha gustado el artículo?
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
En: Siria
Fecha: may 4,2013

Me llamo Álvaro y soy el creador del foroblog de viajes y migraciones . Soy un viajero apasionado que reside en S.Domingo, Rep.Dominicana. Vidaemigrante surge como nexo de unión para aquellos que desean emigrar o trabajar en el extranjero.

Elige tu continente:

Síguenos en FaceBook y Twitter:
Compartir Google+