foro de viajes

Santiago de Compostela

Catedral de Santiago, uno más de los centenares de monumentos de la península española

España constituye en la actualidad un verdadero placer para el viajero de todo tipo, y lo puedo decir con la frente bien alta como español que soy. Los últimos años han sido una verdadera revolución: frente al desarrollismo y el crecimiento incontrolado de la década de 1970 y 1980, y tras más de 20 años de prosperidad, hoy se imponen a marchas forzadas criterios más acordes con resolver la actual crisis que ha provocado más de 6 millones de parados. A pesar de eso, cada rincón de España esconde alguna pequeña maravilla, y casi todas ellas pueden ser visitas por extranjeros y disfrutadas al mas puro estilo español. El auge del ecoturismo y del sector servicios en general es uno de los motores que impulsan el turismo en España desde hace más de 40 años hasta hoy en día, en 2013. La oferta es tan variada que por desgracia no todo cabe en un solo artículo, aunque lo intentaré.

 

España, un país unido pero dividido

El viejo eslogan promocional de «España es diferente» (Spain is different) ya se ha quedado caduco en lo que a sus aspectos socioeconómicos se refiere; firmemente asentado el modelo democrático, con una monarquía de reconocido prestigio en todo el mundo (Viva el Rey, aunque se vaya a cazar elefantes), y con una presencia de España en los principales foros internacionales, la diferencia actual de España radica en sus gentes y paisajes propios, de una variedad que le otorga una riqueza sin par.

El año 1992 constituyó un verdadero punto de inflexión, por su repercusión internacional, con la celebración de los Juegos Olímpicos en Barcelona, la Expo de Sevilla y la capitalidad cultural de Madrid. La diversidad permite hablar de las Españas más que de España, al igual que los madrileños hablan más de los Madriles que de Madrid. La división territorial en comunidades autónomas (la llamada España de las autonomías), con sus propios idiomas, gobiernos y recursos económicos ha acabado con la idea de una nación única y centralista. Esta particularidad puede resultar llamativa, en especial a los visitantes extranjeros (en ocasiones incluso también a los nacionales que visitan otra comunidad).

 

Historia y monumentos

La rica historia española se plasma en la existencia de restos de muy diverso origen, ya sean prehistóricos, romanos, árabes o de la Edad de Oro, de estilos tan diversos como el románico, el neoclásico o el modernista, o de entornos tan diferentes como las cuevas del Sacromonte (Granada) o el monasterio de El Escorial.

Pero España no es sólo monumentos. Muchos recorren sus tierras atraídos por rincones de extraordinario paisaje. Las rías de la verde Galicia contrastan con la llana Castilla, o con las cinematográficas áreas desérticas de Almería. España es uno de los países más montañosos de Europa, circunstancia que aprovechan los amantes de la naturaleza para disfrutar de la vida al aire libre y su rica fauna y flora, en especial en los Picos de Europa y los Pirineos.

 

Los españoles y su alegría de vivir

La contagiosa alegría de vivir que impregna toda la geografía española se plasma en una infraestructura de ocio amplia y diversificada. Bares, restaurantes y espec­táculos de toda clase, tanto en locales como callejeros, atraen a todo tipo de turismo, nacional e internacional, de forma creciente; la vida nocturna, que en algún momento era poco animada, resurge tras la crisis de la década de 1990. Las artes están en uno de sus mejores momentos creativos, gracias una cartelera teatral de gran interés, un cine en plena expansión (tanto por la aparición de nuevos directores y actores como por la eclosión de salas, en especial de multicines); asimismo la música se encuentra en una época de innovación (un nuevo flamenco, un rock que se expresa en todas las lenguas del estado e incluso en inglés, la aparición de nuevas voces solistas, etc.). También hay un abanico amplio galerías de arte y los museos (como el Guggenheim en Bilbao), y no falta quien recorre el país en busca de la obra de artistas como Dalí, Miró o Picasso.

Las fiestas tradicionales han visto renacer el interés por ellas: las Fallas valencianas, los Sanfermines pamplonicas, la Feria de Abril de Sevilla y otras celebraciones que tienen en la calle su escenario natural (batallas de flores o tomates, pasacalles, gigantes y cabezudos, conciertos populares, etc.). Qué mas decir… ¡Viva España!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Si te ha gustado la información y quieres recibir los artículos que publico directamente en tu correo electrónico, introduce tu email a continuación (nada de Spam, ¡prometido!) -->
Para terminar te pediré algo que te costará muy poco y que valoro mucho. Los +1 en Google Plus me animan a seguir escribiendo a diario en VidaEmigrante ¿Me ayudas? -->

¿Te ha gustado el artículo?
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Fecha: may 3,2013

Me llamo Álvaro y soy el creador del foroblog de viajes y migraciones . Soy un viajero apasionado que reside en S.Domingo, Rep.Dominicana. Vidaemigrante surge como nexo de unión para aquellos que desean emigrar o trabajar en el extranjero.

Elige tu continente:

Síguenos en FaceBook y Twitter:
Compartir Google+