foro de viajes

El Coliseo Romano en la capital italiana

El Coliseo Romano, edificación conocida de la capital italiana, Roma.

De nuevo con nuestras historias emigrantes, hoy os traigo la historia de una pareja estadounidense de Houston, Texas, que un día decidió dejar su vida en Estados Unidos y emigrar a Roma, Italia. Lo que movió a esta feliz pareja a cambiar de aires tan repentinamente fue las ansias de viajar que tenían. Querían estar en otros países no como simples turistas, sino conocer la cultura y adaptarse a otro estilo de vida, a la vez que aprender un nuevo idioma y probar suerte en Europa. Estuvieron barajando países como España o Italia, decidiéndose definitivamente por el país romano, donde comenzaron su nueva vida. En este texto que narra su experiencia leeréis todo lo que Mary y John hicieron para adaptarse a la vida en Roma. Sin más os dejo con esta bonita historia emigrante:

 

Nuestra aventura emigrando de EEUU a Roma

“Mi esposo y yo no somos bien adinerados  ni millonarios autodidactas, pero como grandes lectores de revistas sobre otros países, siempre habíamos soñado con vivir fuera de nuestro país, Estados Unidos. Después de mucho debate, investigación y planificación, abordamos el avión en Houston, Texas, con sólo dos simples maletas cada uno. Llegamos a Roma al día siguiente para comenzar nuestro plan magistral: vivir en el extranjero, aprender el idioma y empaparnos de la cultura italiana. Afortunadamente, nuestro sueño se hizo realidad.

Mi marido John, de 43 años, y yo, de 38, ya eramos demasiado viejos para cometer una locura y demasiado jóvenes para jubilarnos, y siempre habíamos querido vivir en algún lugar lejano y no sentirnos como turistas ciudad tras ciudad. Quería conocer a mis vecinos y entender cómo eran sus vidas.

 

Aspectos legales al irse a vivir a Roma

Los detalles sobre cómo obtener las visas en Italia los encontramos en un libro lleno de información, vida, estudios y trabajo en Italia llamado “Todo lo que necesitas saber para vivir La Dolce Vita”,  de Travis Neighbor y Monica Larner. Ya que ibamos a matricularnos en clases de italiano, decidimos solicitar las visas de estudiante, que es uno de los permisos menos complicados de obtener. Otro documento necesario fue el “permesso di soggiorno”, o permiso de permanencia. Es de vital importancia solicitar este documento una vez te encuentras en Italia si tienes la idea en mente de quedarte. Requiere comprobante de seguro, un pasaporte, un sello, tres fotografías tamaño pasaporte, y, si eres estudiante, prueba de seguro y un certificado de frecuencia, que no es ni más ni menos que la prueba de inscripción.

 

Después de llegar a Italia fuimos a la Oficina de correos a recoger los papeles de un seguro catastrófico que habíamos contratado, nos costó unos $75 cada uno. Mientras estábamos de visita, verificamos nuestras tarjetas para asegurarnos de que podíamos retirar dinero en efectivo. Durante nuestra estancia retirábamos una cantidad fija de dinero en efectivo una vez por semana que cubría toda la alimentación y los gastos imprevistos. Conociendo nuestro límite conseguíamos mantenernos en un buen presupuesto (permitiéndonos de vez en cuando algún caprichito). Los dos teníamos teléfonos móviles de tarjeta, adquiridos en el tabacchi, así que no nos hacía falta contratar un teléfono fijo. El apartamento que alquilábamos y en el que vivíamos, todo gestionado a través de la Universidad, tenía agua, gas y electricidad incluido en el precio. Parecía como si ya nos hubiésemos acostumbrado a nuestra nueva vida. Nuestra casa en Houston también era alquilada y nos quedaban pocas posesiones en Estados Unidos, por lo que ya prácticamente nos habíamos “italianizado”.

 
Una de nuestras prioridades era aprender el idioma, y nos esforzábamos hasta no poder más en ello. Los italianos son extremadamente pacientes con los que intentan aprender y a menudo procuran ayudarte. Una de nuestras vecinas más comprensivas, que llamábamos la Sra. Molinari, nos repetía siempre “piano, piano.” (lentamente). Sin duda alguna la cultura italiana nos encantó, nos encanta y nos seguirá encantando por muchos años.”

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Si te ha gustado la información y quieres recibir los artículos que publico directamente en tu correo electrónico, introduce tu email a continuación (nada de Spam, ¡prometido!) -->
Para terminar te pediré algo que te costará muy poco y que valoro mucho. Los +1 en Google Plus me animan a seguir escribiendo a diario en VidaEmigrante ¿Me ayudas? -->

¿Te ha gustado el artículo?
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Fecha: oct 1,2012

Me llamo Álvaro y soy el creador del foroblog de viajes y migraciones . Soy un viajero apasionado que reside en S.Domingo, Rep.Dominicana. Vidaemigrante surge como nexo de unión para aquellos que desean emigrar o trabajar en el extranjero.

Elige tu continente:

Síguenos en FaceBook y Twitter:
Compartir Google+