foro de viajes

visitar lisboa

Zona céntrica de la capital turística de Portugal, Lisboa

Portugal es un país hermoso; los ríos, bosques y exuberantes valles del norte son un espléndido contraste a su tortuoso litoral de playas, acantilados y cuevas del sur. Si el viajero llega desde la árida meseta castellana, tal vez se sienta decepcionado al ver la meridional y seca región portuguesa del Alentejo, pero (a dife­rencia de España) no tendrá que viajar muy lejos para ser testigo de un cambio de paisaje tan brusco que al principio le costará asimilar. De repente todo es más verde, y se ven flores y árboles por todas partes. También la vida parece discurrir con lentitud y la gente es más atenta. De hecho, los mismos portugueses hablan de su país como de una tierra de brandos costumes (maneras amables).

 

Diversidad cultural y turismo en Portugal

Para ser un país tan pequeño, Portugal tiene una extraordinaria diversidad cultural y no hace falta una cirugía implacable para desentrañar su naturaleza y multiculturalidad. Hay sofisticados complejos turísticos a lo largo de la costa próxima a Lisboa y en el desarrollado Algarve en el sur, que empezó a recibir turistas europeos hace unos 30 años. La propia Lisboa, con su idiosincrasia y maneras bastante anticuadas, tiene atractivos suficientes para complacer a la mayoría de los viajeros; los monumentales proyectos de desarrollo que acompañaron la Expo de Lisboa de 1998 la han fijado firmemente en la Europa moderna sin destacar del todo sus mejores cualidades. Sin embargo, las áreas rurales (el Alentejo, las montañosas Beiras o Trás-os-Montes al norte) aún están subdesarrolladas. El turismo y la integración en la Unión Europea han transformado muchas regiones (de manera más notable en el norte, donde la construcción de cada nueva carretera siega el paisaje), pero aquellos que quieran salirse de las rutas más turísticas tendrán numerosas oportunidades para explorar pequeñas poblaciones y áreas rurales que aún parecen enraizadas en el siglo pasado.

 

Población y costumbres portuguesas

En cuanto a la población y las costumbres, las diferencias entre el norte y el sur son muy acusadas. Por encima de una línea divisoria que marca el curso del río Tejo (Tajo), predomina la población de origen céltico y germánico. Fue aquí, al norte de Guimarães, donde se formó la nación «lusitana», cuando los cristianos expulsaron a los moros del norte de África. Al sur del Tajo, donde las culturas romanas y, luego la árabe, arraigaron más, la gente es más bien morena y lleva un estilo de vida más «me­di­terráneo» (aunque, de hecho, el litoral portugués es enteramente atlántico). La agri­cultura también refleja esta diferencia, ya que en el sur se producen naranjas, higos y corcho, mientras que en el norte se cultivan cereales y patatas. En realidad, los métodos agrícolas del norte se remontan a los tiempos precristianos; y se cultiva en pequeñas parcelas divididas y subdivididas durante generaciones. Tales diferencias se advierten asimismo en sucesos más recientes.

La Revolución de 1974, que puso fin a 48 años de dictadura, llegó del sur (un área de latifundios, terratenientes y jornaleros sin tierras), mientras que la reacción conservadora apareció en el norte, entre poderosos eclesiásticos y pequeños propietarios temerosos del cambio. Sin embargo, la emigración ha provocado cambios aún más profundos que la revolución en las actitudes de la gente y el paisaje rural. Después de Lisboa, la mayor comunidad portuguesa del mundo está en París, y hay trabajadores por toda Francia, Alemania y Norteamérica. Cuando vuelven a casa, estos emigrantes llevan consigo ideas modernas que ponen en tela de juicio muchos valores tradicionales. Nuevas ideas e influencias culturales han llegado asimismo con los inmigrantes portugueses de las colonias africanas de Cabo Verde, Mozambique y Angola.

 

La influencia del Mar y las tradiciones arraigadas

No obstante, lo que mayor influencia ha ejercido siempre en Portugal ha sido el mar. El Atlántico parece dominar el país no sólo desde el punto de vista físico, produciendo un clima templado estable, sino también desde el de la mentalidad de la gente y de la historia. Los portugueses son muy conscientes de ser un pueblo marinero; navegantes como Vasco da Gama abrieron el camino del descubrimiento de África y el Nuevo Mundo y, aunque con dificultades, Portugal era hasta hace relativamente poco una potencia colonial. Debido a estos vínculos, se introdujeron elementos africanos y suramericanos en la cultura del país: los fados, canciones melancólicas que se escuchan en Lisboa y Coimbra, por ejemplo, o el estilo manuelino, de influencia árabe, o el barroco del «Descubrimiento», línea arquitectónica a la que pertenecen los monumentos más destacados del país.

Esta «gloriosa» historia ha llevado también a la peculiar característica nacional de la saudade: un sentimiento de nostalgia y cierta resignación que hacen ver las posibilidades del futuro ensombrecidas por el pasado. Durante los años de aislamiento de la dictadura de Salazar, cuando le elite dominante intentó no ser «contaminada» por el resto de Europa hasta que se instauró la democracia tras la re­volución de 1974, tales sentimientos se reforzaron. Sólo en la última década, con la entrada de Portugal en la Unión Europea, la situación ha empezado a cambiar realmente. Por fin se ha iniciado una tardía revolución industrial y los portugueses se van, cada vez más, hacia Lisboa y las ciudades. Sin embargo, para los que se han quedado en el campo, la vida continúa siendo muy tradicional (e incomprensible para los visitantes) y las costumbres sociales parecen ancladas en el pasado. Las mujeres aún visten de negro si sus maridos están ausentes, pues la mayoría de ellos trabajan en Francia, Alemania o en el mar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Si te ha gustado la información y quieres recibir los artículos que publico directamente en tu correo electrónico, introduce tu email a continuación (nada de Spam, ¡prometido!) -->
Para terminar te pediré algo que te costará muy poco y que valoro mucho. Los +1 en Google Plus me animan a seguir escribiendo a diario en VidaEmigrante ¿Me ayudas? -->

¿Te ha gustado el artículo?
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Fecha: jun 1,2013

Me llamo Álvaro y soy el creador del foroblog de viajes y migraciones . Soy un viajero apasionado que reside en S.Domingo, Rep.Dominicana. Vidaemigrante surge como nexo de unión para aquellos que desean emigrar o trabajar en el extranjero.

Elige tu continente:

Síguenos en FaceBook y Twitter:
Compartir Google+