foro de viajes

Emigrar al extranjero

Viajar y vivir en otro país es una decisión muy importante, por eso antes debes valorar los “pros” y “contras” de tu decisión

Emigrar de tu país (y sobretodo si apenas has salido de él por largos periodos en otras ocasiones) puede ser una experiencia completamente extrema: hay personas que aseguran que emigrar fue la mejor decisión de su vida, y otras que recuerdan con escalofríos el maldito día en el que decidieron salir de su querido país. Vivir en el extranjero puede ser una experiencia cautivadora y original, pero debes saber que muchas veces puede convertirse en un infierno. Que sea una u otra experiencia depende de muchos factores: país de origen, país de destino, cambios culturales, climas, costumbres, alimentación, y un largo etcétera. En mi propio caso, tengo muchos amigos que han emigrado a países lejanos durante un año y han vuelto completamente enamorados, deseosos de tener la oportunidad de volver para quedarse definitivamente. Otros, en cambio, han vuelto “hartos” del país en el que han vivido y se morían por volver a casa. Incluso hay alguno que se fue con el objetivo de quedarse un año y a los dos meses estaba de vuelta en España, completamente arrepentido de haber emigrado.

 

1. ¿Por qué quieres irte de tu país?

Si de forma voluntaria has decidido dejarlo todo y enseñar en una remota aldea del Himalaya durante dos años debido a que, por ejemplo, lo has dejado con tu pareja y quieres cambiar de aires completamente, puede que hayas elegido razones para emigrar equivocadas y probablemente te arrepientas de su decisión. Las razón para emigrar al extranjero que más motiva y que menos fracasos supone es la búsqueda del éxito. Tenlo en cuenta.

 

2. ¿Qué expectativas tienes de vivir en el extranjero?

Pensar en lo que te va a aportar vivir en el extranjero es una buena idea. Si tienes las ideas claras, los problemas inevitables del día a día serán meras distracciones que entorpecen tu objetivo final, que puede ir desde lo puramente material, como hacer dinero, a lo espiritual o al simple deseo de vivir aventuras. Si tienes buenas expectativas (pero realistas), tu experiencia no se verá truncada rápidamente.

 

3. ¿Son tus expectativas realistas?

¿Realmente crees que vas a aprender japonés fluido por vivir dos años en Hong Kong? ¿Realmente tienes el suficiente dinero ahorrado para poder viajar por todo el mundo? ¿Crees que vas a ser capaz de levantarte por la mañana todos los días para lidiar con tener que comprar el pan sin que te entiendan ni “papa”? Sólo porque un país sea budista no significa que todo el mundo allí son “Ghandis” vegetarianos que pasan todas las noches meditando. Asegúrate de que tu lista de expectativas sea realista, conociendo bien el país al que vas a emigrar, su cultura, sociedad, precios, costumbres, etc.

 

4. ¿De qué problemas debes estar alerta?

Esta pregunta no hay que tomársela muy en serio, o acabarás sin salir siquiera de tu casa. La mayoría de problemas suelen surgir de las diferencias de cultura y lenguaje, así que si sabes qué te vas a encontrar de antemano en términos de cultura, estarás mas lejos de posibles frustraciones. ¿Conoces la Pura Vida costarricense? ¿y la vida plenamente dedicada al trabajo de los chinos? Aprende todo lo que puedas sobre el país al que vas a ir (documentales, blogs de gente que haya estado allí, etc). Esto, además, abrirá tu apetito para ir y experimentarás el país por tí mismo, aunque sea a través de una pantalla de ordenador.

 

5. ¿Qué te preocupa realmente de emigrar?

Si por ejemplo es la comunicación, aprender el idioma es un handicap contra el que luchar con esfuerzo: prométete a ti mismo que te apuntarás a clases particulares tan pronto como llegues. Si tu preocupación es por otros temas como la dieta o la salud, habla con alguien que tenga experiencia directa con el país que vas a visitar (aquí son de gran valor los foros de viajes y migraciones). A veces está bien ser un poco paranoico porque todas estas preocupaciones estimularán la búsqueda de respuestas.

 

Por último me gustaría recalcar la importancia de conocer (a través de foros o comunidades de viajeros en Internet) algunas personas que ya hayan vivido algún tiempo en tu destino. Las salas de chat de Internet también sirven para encontrar emigrantes que puedan ayudarte a conocer mejor el país antes de llegar. Con toda la información que obtengas podrás hacerte una idea de lo que vas a vivir y de cómo deberás afrontarlo. Si realmente estás decidid@, no aplaces tu decisión de emigrar sólo por las posibles dificultades y penurias, preocúpate de estar preparado y crea estrategias para lidiar con todos los problemas que surjan. Como dice el dicho, “el que no arriesga no gana“. ¿Quién sabe? Quizás te guste tanto tu nuevo país que te quedes a vivir allí por siempre.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Si te ha gustado la información y quieres recibir los artículos que publico directamente en tu correo electrónico, introduce tu email a continuación (nada de Spam, ¡prometido!) -->
Para terminar te pediré algo que te costará muy poco y que valoro mucho. Los +1 en Google Plus me animan a seguir escribiendo a diario en VidaEmigrante ¿Me ayudas? -->

¿Te ha gustado el artículo?
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (5 votes cast)
Fecha: sep 20,2012

Me llamo Álvaro y soy el creador del foroblog de viajes y migraciones . Soy un viajero apasionado que reside en S.Domingo, Rep.Dominicana. Vidaemigrante surge como nexo de unión para aquellos que desean emigrar o trabajar en el extranjero.

Elige tu continente:

Síguenos en FaceBook y Twitter:
Compartir Google+