foro de viajes

Mykonos, Isla griega

Mykonos es, sin duda, una de las islas más encantadoras del mundo.

Mykonos es pureza, es blancura, es origen. Nadie puede dudar que este pequeño pedazo de Grecia que flota sobre el Egeo, es el paraíso para los amantes. En medio del corazón griego, mezclada con su aire bohemio (heredado de su historia teatral) y su aire comerciante (heredado de su historia marina), la isla se configura entre laberintos de calles sinuosas y casas que entregan su belleza nívea a manos del sol. Pensada para los no se cansan de asombrarse ante los colores que se despiertan todos los días frente al mar y que se esconden cuando la noche se pone,y la aldea parece invadida por luciérnagas. Picasso, Brancusi y Gaudí, entrechóquense sus cabezas y tal vez se obtenga algo parecido a Mykonos a la luz del atardecer, “cuando se hunde en una blancura violeta contra un mal negriazul”, la describió Lawrence Durrell en su libro Las Islas Griegas. En este artículo nos centraremos en la parte más tranquila de Mykonos, aunque actualmente es mundialmente conocida por su fiesta.

 

Arquitectura y belleza griega de Mykonos

En este mundo cubista, los cafés con sus toldos y las casas de comidas se ubican en forma de anfiteatro bordeando la costa e invitan a los viajeros a despedir la tarde con un café negro o empezar la noche con los mariscos al mejor estilo ateniense. La luna llega con el viento que azota suave, pero insistentemente los barcos suspendidos sobre el agua bien salada, mientras que uno se duerme en la playa arrullado por las olas y el aire, que se escabulle entre clásicas capillitas, molinos y geometría plana, te acuna en procura de un buen sueño. Mykonos es pureza, ni un rayo de moldura veneciana, de terrazas modernas, de ventanas medievales filtrado la hayan. Es una verdadera forma primitiva, no sólo decorada por estatuas helenísticas de la época clásica, sino por sus flores fucsias recortadas sobre las paredes desparejas. Merecedora de los mejores aplausos, el mejor drama griego, un conjuro de historia y leyendas de navegantes. Tan cerca de un verdadero sueño de una noche de verano escrito por las mejores manos puras.

 

Mini guía para viajar a Mykonos

¿Cómo llegar a Mykonos? Air France vuela a Atenas todos los días y tiene tarifas variadas, con paquetes todo incluido también. Lufthansa es otra opción, y RyanAir es la más económica de todas (vuelos muy muy económicos). Swiss Air también vuela a Atenas. Para llegar hasta la isla se puede optar por tomar un vuelo de Olimpic Airways por aproximadamente 100 euros, o un ferry, que aunque supone un trayecto más largo, permite disfrutar de una espectacular vista marina. El precio es similar al del avión.

 

¿Donde dormir en Mykonos? En el Mykonyan Ambassador, un hotel 5 estrellas ubicado a 4 km. de la ciudad y a 100 m. de la playa, uno puede pasar una estadía espectacular para descansar en los balcones con vista al mar y relajarse en el jacuzzi de las habitaciones. Los precios son algo caros, así que si tu presupuesto es limitado te recomendamos que mires albergues u hoteles baratos, encontrarás decenas; pero recuerda que Mykonos también es la isla de la fiesta en sus zonas más juveniles, por lo que en dicho hoteles puede que no encuentres mucha tranquilidad si buscas pasar unas vacaciones de descanso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Si te ha gustado la información y quieres recibir los artículos que publico directamente en tu correo electrónico, introduce tu email a continuación (nada de Spam, ¡prometido!) -->
Para terminar te pediré algo que te costará muy poco y que valoro mucho. Los +1 en Google Plus me animan a seguir escribiendo a diario en VidaEmigrante ¿Me ayudas? -->

¿Te ha gustado el artículo?
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
En: Grecia
Fecha: may 8,2013

Me llamo Álvaro y soy el creador del foroblog de viajes y migraciones . Soy un viajero apasionado que reside en S.Domingo, Rep.Dominicana. Vidaemigrante surge como nexo de unión para aquellos que desean emigrar o trabajar en el extranjero.

Elige tu continente:

Síguenos en FaceBook y Twitter:
Compartir Google+