foro de viajes

vivir y trabajar en dinamarca

Bonita instantánea de una zona de viviendas que bordean el mar en Copenhague

Como quizás ya sepas, vivir en Dinamarca es vivir en el país de las personas más felices del mundo. La sociedad del bienestar danés se caracteriza por su alta calidad de vida y un equilibrio perfecto entre trabajo y vida cotidiana. Y es que no son rumores, ya que numerosos estudios internacionales sitúan a los daneses en la cima de la felicidad y de la satisfacción vital. Algo que dulcifica esto aún más es que esta felicidad la aportan factores como la cultura, el ocio y la vida familiar, no factores como el dinero o la riqueza material. ¿Qué mas se le puede pedir a un país? ¡De momento nada (bueno, quizás un poco de calor)! Conozcamos un poco más de cerca lo que supone para un hispanohablante vivir en Dinamarca.

 

Dinamarca, un país envidiable

Los daneses son en general personas muy educadas e inteligentes, pero al mismo tiempo disfrutan de una informalidad muy típica de su tierra. Esto le da a los daneses una actitud relajada y divertida que facilita mucho el trato a diario o las relaciones personales. Por otro lado, en Dinamarca las distancias suelen ser cortas, y esto hace que sea posible combinar el ambiente de la frenética vida de la ciudad con la relajación de las zonas abiertas y de la hermosa costa danesa. Tanto las hermosas playas limpias como los verdes bosques rara vez estarán a más de media hora en coche de distancia de donde estés. En conceptos de seguridad, vivir en Dinamarca te asegura vivir en un país seguro y muy bien protegido, con índices de criminalidad muy bajos y niveles de seguridad envidiables por cualquier país.

 

La sociedad danesa, un ejemplo para Europa

Los altos impuestos que hay que pagar si vives en Dinamarca derivan de la importancia asignada a la conciliación, la democracia y los derechos sociales. Esto da lugar a una sociedad de bienestar que funciona sin problemas en muchos aspectos y que da gusto comprobar. A su vez, este alto nivel de bienestar social contribuye a una sociedad que está acostumbrada a altos estándares: educación gratuita, atención médica gratuita, el derecho a conducir de forma gratuita una bicicleta en buen estado y la infraestructura de conducción, un sistema de transporte público amplio y estable, múltiples actividades culturales gratuitas, y acceso a instalaciones de ocio de todo tipo, como parques y espacios públicos que mejoran la calidad de vida en general; y que en parte son el motivo de que los daneses sean tan felices.

 

Trabajar en Dinamarca – Una cultura propia

La cultura de trabajo en Dinamarca varía de empresa a empresa. Sin embargo, a pesar de que no existe una cultura de trabajo generalizada, hay algunos detalles que parecen caracterizar las experiencias de los extranjeros que han trabajado en Dinamarca. Si hubiese que sintetizar las características generales de las empresas danesas, se podrían mencionar las estructuras planas de gestión, la importancia del trabajo en equipo y el equilibrio entre trabajo y vida.

 

Por ejemplo, normalmente todos los empleados y directivos se llaman por sus nombres de pila, y la autoridad está presente siempre pero se desplaza esa posición dominante de “Yo soy el jefe y exijo sumisión”. Además, en la mayoría de los casos, las decisiones se discuten en foros o debates en los que todos los empleados tienen el mismo peso a la hora de opinar y decidir.

Como detalle importante cabe destacar que al trabajar y vivir en Dinamarca podrás disfrutar de un servicio de flexibilidad horaria inigualable por otros países. En parte se debe a que Dinamarca ocupa el segundo lugar entre los países de la OCDE en cuanto al porcentaje de madres trabajadoras con hijos pequeños, y las horas flexibles son esenciales para estas familias con dos ingresos.

 

Un hispanohablante viviendo en Dinamarca

Los daneses sienten una gran admiración por los latinos y por los países del sur de Europa como España o Italia. Aman nuestro carácter relajado y divertido, y es muy común que muchos vayan a escuelas nocturnas para aprender español, un idioma de moda para ellos. Una prueba de su amor por lo latino son sus constantes viajes de turismo (y de jubilación) a España y a muchos países de Latinoamérica. Sin embargo, es importante saber que el comportamiento latino por excelencia también puede causarte problemas si piensas en vivir en Dinamarca.

 

Un buen ejemplo es una cita, ya sea personal o de trabajo. Si tienes una reunión a las 10 de la mañana en la oficina, tus colegas de trabajo esperan que estés allí, efectivamente, a las 10 en punto. Llegar a las 10:05 es de mala educación, y llegar a las 10:10 supone encontrarse la puerta de la sala de reuniones cerrada, y un montón de caras serias cuando lo abra. La puntualidad es un valor de oro en Dinamarca, tanto si es una reunión de trabajo como si es una cita personal (a las danesas les encantamos los latinos, pero no debemos estropearlo haciéndolas esperar 😉 )

 

Otro buen consejo es que nunca pierdas los estribos. Si alguien te molesta, sea del modo que sea, evita el lenguaje inapropiado o realizar muchos gestos innecesarios. Los daneses son muy agradables pero el carácter latino de exagerar las cosas o subir el tono de voz por cualquier cosa (aunque sea bromeando), a veces les molesta. Sé muy respetuoso y educado incluso en medio de una discusión.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Si te ha gustado la información y quieres recibir los artículos que publico directamente en tu correo electrónico, introduce tu email a continuación (nada de Spam, ¡prometido!) -->
Para terminar te pediré algo que te costará muy poco y que valoro mucho. Los +1 en Google Plus me animan a seguir escribiendo a diario en VidaEmigrante ¿Me ayudas? -->

¿Te ha gustado el artículo?
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.6/5 (11 votes cast)
Fecha: feb 2,2013

Me llamo Álvaro y soy el creador del foroblog de viajes y migraciones . Soy un viajero apasionado que reside en S.Domingo, Rep.Dominicana. Vidaemigrante surge como nexo de unión para aquellos que desean emigrar o trabajar en el extranjero.

Elige tu continente:

Síguenos en FaceBook y Twitter:
Compartir Google+