foro de viajes

Vivir en Siria

Siria, después de los conflictos que terminaron la época dictatorial de Gaddafi, puede ser un destino para vivir

Puede parecer una locura dada la situación actual pero, ¿has pensado en vivir en Siria? Siria es uno de los países menos visitados y menos conocidos del mundo. Debido quizás al hecho de hallarse entre países de tradición turística mucho más arraigada, como Turquía, Jordania e Israel, se había perfilado durante muchos años como un destino poco probable para la mayoría de los viajeros, disuadidos por el recelo de las condiciones de seguridad, los interminables trámites burocráticos que solían preceder la entrada al país, un hasta hace poco gobierno militar obsesionado por la seguridad interna y unas fronteras cerradas a cal y canto. Sin embargo, tras la guerra del Golfo, en la que el presidente Assad expresó su inequívoco apoyo a los aliados, y la decisiva contribución del gobierno sirio a solucionar las crisis, la situación empezó a tomar mejor cariz en lo que al turismo se refiere. Conozcamos un poco más Siria y sus particularidades en la actualidad.

 

Breve historia de Siria

Desde el punto de vista geopolítico, Siria es hoy el resultado de los acuerdos y fronteras suscritos por los antiguos amos coloniales de la región, es decir, Francia y en menor grado Gran Bretaña. En 1920 los franceses que vivían en Siria ocuparon el vacío de poder originado tras la caída del Imperio Otomano, que había dominado la región a lo largo de 400 años. Para separar el nuevo territorio de la región de Transjordania -administrada por los británicos- los franceses trazaron una línea recta que atravesaba el desierto. A lo largo de sus 26 años de mandato colonial, Francia hizo muy poco por el país, que gobernaba sin el consentimiento de sus ciudadanos y como si fuera poco más que una plaza fuerte. En vista de todo ello, no es de extrañar que Siria estrenara una independencia que mucho le costó conquistar con los titubeos propios de un pueblo que ha perdido la confianza en sí mismo.

 

Los primeros años de la década de los cincuenta estuvieron marcados por una sucesión de golpes de Estado, a los que siguió la funesta unión política con Egipto, que en la década de los sesenta desembocaría en un nuevo período de convulsión histórica. La estabilidad no habría de llegar hasta 1971, fecha en que Hafez al-Assad, ex comandante de las Fuerzas Armadas y ministro de Defensa, llegó a la presidencia del gobierno. A lo largo de los sucesivos mandatos que lo han mantenido en el poder hasta hoy, Assad (líder del ala extrema del Baaz -Ba’ath- o Partido Socialista Árabe) ha acallado con mano de hierro las voces disidentes y ha ordenado ofensivas que en ocasiones se han saldado con la muerte de miles de personas, como la emprendida en 1982 contra un grupo de la oposición, la proscrita Hermandad Musulmana. Tras el gobierno dictatorial de Muhamar Gaddafi y su esperpéntica muerte a mano de los rebeldes, en la actualidad Siria parece vivir una época de cambio (supuestamente a mejor) y de estabilidad.

 

Idiomas en Siria y religiones

La lengua materna de la mayoría de los sirios es el árabe, aunque existe en el país cierto grado de diversidad lingüística sobretodo gracias a los extranjeros que viven en Siria. En Alepo, por ejemplo, se oye hablar armenio y turco. La principal minoría lingüística de Siria se concentra en el nordeste, aunque son pocos los que se atrevían a hablar el kurdo en público en el pasado, cosa que ya está cambiando. Los sirios se hallan más divididos por motivos religiosos que étnicos. Si bien es cierto que, en su mayoría, se declaran musulmanes de la rama suní, existe una considerable minoría cristiana (escindida, a su vez, en varias sectas), así como una pequeña comunidad judía. Vivir en Siria y ser cristiano puede ser arriesgado, y hay que tenerlo presente. Drusos y chiítas (shiíes)conforman la restante parcela de población musulmana no suní.

 

Política y economía al vivir en Siria

Pese a tratarse de un país relativamente pequeño -equiparable en extensión a Tunicia- el aislamiento político de Siria y su elevado índice de crecimiento demográfico restan eficacia a los planes de ayuda internacional, por lo que es también una de las naciones más empobrecidas de la zona, marcada por enormes disparidades de desarrollo entre las distintas regiones que la componen. Las élites acaudaladas, europeizadas y urbanitas de Alepo y Damasco, que en su mayoría han llegado donde están gracias a su amistad con algún alto cargo del gobierno, disfrutan de una cómoda existencia que poco o nada tiene que ver con la de la inmensa mayoría de sus conciudadanos. No hace falta buscar demasiado para hallar en dichas ciudades los iconos habituales de la pobreza y el subdesarrollo –niños limpiabotas a la vuelta de cada esquina, mendicidad, prostitución, trapicheo- mientras que en el medio rural se siguen empleando los más atávicos métodos de irrigación, cultivo, cosecha y distribución. Abundan los carros y las bestias de labranza, pero escasea la maquinaria agrícola. Numerosos beduinos, miembros de la ancestral comunidad nómada de Próximo Oriente, se han visto forzados a adoptar una vida sedentaria para satisfacer los planes estatales de repoblación de determinadas regiones, pero algunas tribus aún vagan por el desierto con sus rebaños de cabras y ovejas, perpetuando un estilo de vi- da que ha resistido incólume al paso de los siglos.

 

Pese al aislamiento político del país, su triste pasado colonial y su resentimiento hacia Occidente por lo que se percibe como una abierta connivencia con Israel, el pueblo sirio goza de una merecida fama de hospitalidad, y es este rasgo lo que convierte la visita al país en una experiencia inolvidable, sobre todo si uno viaja por su cuenta y trata de alejarse de los núcleos urbanos y centros turísticos más concurridos. Muchos extranjeros que visitan este país acaba decidiéndose a vivir en Siria. Además, el rechazo de cualquier gesto amable puede llegar a constituir una grave ofensa, y los encuentros más casuales desembocan a menudo en una invitación para tomar el té en casa de alguien. Estas muestras de cordialidad rara vez ocultan segundas intenciones, ya que en la inmensa mayoría de los casos la calidez con que será recibido es totalmente sincera.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Si te ha gustado la información y quieres recibir los artículos que publico directamente en tu correo electrónico, introduce tu email a continuación (nada de Spam, ¡prometido!) -->
Para terminar te pediré algo que te costará muy poco y que valoro mucho. Los +1 en Google Plus me animan a seguir escribiendo a diario en VidaEmigrante ¿Me ayudas? -->

¿Te ha gustado el artículo?
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.5/5 (8 votes cast)
En: Siria
Fecha: may 4,2013

Me llamo Álvaro y soy el creador del foroblog de viajes y migraciones . Soy un viajero apasionado que reside en S.Domingo, Rep.Dominicana. Vidaemigrante surge como nexo de unión para aquellos que desean emigrar o trabajar en el extranjero.

Elige tu continente:

Síguenos en FaceBook y Twitter:
Compartir Google+