foro de viajes

Preparando la matanza, Asturias

Preparar una matanza es un hecho muy usual en la vida en un pueblo

¿Cómo se vive en un pueblo? ¿Es factible que una persona o familia de ciudad se mude al pueblo y consiga ganar en felicidad, auto-realización y calidad de vida? Tanto en el pasado como en la actualidad, se vive un proceso de urbanización consistente en que la gente que vive en los pueblos y en el campo se muda a la ciudad, pero recientemente hay un movimiento curioso: un pequeño porcentaje de población decide hacer lo contrario e irse a vivir a pueblos rurales y a zonas menos urbanizadas. La opción de vivir en un pueblo surge como posible solución a la crisis laboral de muchos países (como España), la búsqueda de una vida tranquila y apacible, una necesidad económica menor y un cambio de aires (aires más sanos, desde luego). En este artículo vamos a intentar averiguar si irse a vivir a un pueblo es una opción lógica, positiva y aprovechable.

 

La desesperación como motivo para vivir en un pueblo

Uno de los principales problemas en las familias que están interesadas en abandonar la ciudad y buscar un pueblo factible en el que vivir es la desesperación. Lejos de tomar esta decisión por simple gusto, las familias se sienten presionadas por la incapacidad de llegar a fin de mes de forma desahogada. La vida en el pueblo está idealizada como barata, tranquila y lejos de continuos gastos diarios. Sin embargo, asociaciones especializadas como la aragonesa Abraza la Tierra nos confirman que no es del todo cierto. Vivir en un pueblo para una familia de ciudad no supone ahorrar en muchos aspectos que no sean la vivienda (que suele ser más económica). Las facturas deben pagarse igual, y los transportes suelen ser más largos. A esto hay que añadir el hecho de permanecer en un lugar relativamente monótono como un pueblo todo el año. La gente acostumbrada a la ciudad puede desesperarse y empezar a odiar una vida tan aburrida, con carencias y servicios demasiado lejos y con bichos por todos lados.

 

Aspectos positivos de mudarse al pueblo

No hay que ser tan negativos. Vivir en un pueblo típico (y entendemos por pueblo zona rural con poca representación de todo lo que vemos en la ciudad, como cines, McDonalds, centros comerciales, etc) también tiene cosas positivas. Normalmente una casa en el pueblo dispondrá de terreno en el que podremos cultivar un huerto e incluso tener animales provechosos. Tener un huerto y algunos animales no sólo nos dará alimento, sino que también es una tarea cotidiana divertida y distinta a lo que haríamos en la ciudad. Aunque algunos servicios necesarios como un supermercado grande (para hacer la compra) o un hospital puedan estar lejos, siempre tenemos la opción de trasladarnos en coche o autobús e intentar completar en un sólo viaje nuestra función. Además, vivir en un pueblo supone tener un trato cercano con casi todos los lugareños: ver siempre las mismas caras estrecha los lazos de amistad y el calor de la gente se siente mucho más que el continuo anonimato de la gran ciudad.

 

Encontrar trabajo en un pueblo – Alternativas

Si has investigado lo suficiente y estás decidido a mudarte a un pueblo, primero debes plantearte el modo en que te sustentarás tú y tu familia. Si estás en paro y buscas trabajo en el pueblo es muy probable que haya pocas opciones. ¿Qué hacer entonces? Quizás la mejor opción será buscar la forma de abrir un negocio provechoso, o encontrar trabajo en un pueblo o ciudad relativamente cercanos. También podrías barajar conseguir un trabajo en el que la presencia en cierto lugar no sea obligatoria, como atención al cliente telefónica, cualquier trabajo que se pueda desempeñar a través de Internet.

 

Por último, y de forma más extrema, están las familias que sueñan con vivir en un pueblo de forma autosuficiente. Esto consiste en emplear todo el dinero que tienen, ya sea vendiendo sus antiguas propiedades o de otra manera, y comprarse una casa en un pueblo con terreno para cultivar y tener una granja, placas solares para tener electricidad, y todo tipo de herramientas autosuficientes para necesitar la menor cantidad de dinero mensual para subsistir. Muchas familias sueñan con esto, pero pocas consiguen cumplir su sueño y seguir siendo felices. Vivir en un pueblo es muchas veces una utopía que hemos idealizado con los años.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Si te ha gustado la información y quieres recibir los artículos que publico directamente en tu correo electrónico, introduce tu email a continuación (nada de Spam, ¡prometido!) -->
Para terminar te pediré algo que te costará muy poco y que valoro mucho. Los +1 en Google Plus me animan a seguir escribiendo a diario en VidaEmigrante ¿Me ayudas? -->

¿Te ha gustado el artículo?
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Fecha: feb 8,2013

Me llamo Álvaro y soy el creador del foroblog de viajes y migraciones . Soy un viajero apasionado que reside en S.Domingo, Rep.Dominicana. Vidaemigrante surge como nexo de unión para aquellos que desean emigrar o trabajar en el extranjero.

Elige tu continente:

Síguenos en FaceBook y Twitter:
Compartir Google+