foro de viajes

Rascacielos de Tokio, el Opera City

El Rascacielos de Tokio Opera City, con una altura de 234 metros.

Japón, con una población total de más de 127 millones de personas, es uno de los países más poblados, y una de las primeras potencias económicas del mundo. Las mayores concentraciones de población las encontramos en los núcleos urbanos, teniendo el área metropolitana de Tokyo una densidad de más de 30 millones de habitantes, la más grande del mundo. Pero tal magnitud de cifras, no debe llevarnos a confusión,  son muchos, pero muy bien organizados, Japón cuenta con uno de los sistemas ferroviarios más amplios, eficientes y puntuales que existen, así como una red de carreteras extensa y moderna. La tierra del sol naciente nos abre las puertas a un mundo singularmente tecnificado, una sociedad tremendamente peculiar, pero ante todo, a una experiencia vital que no tendremos la ocasión de obtener en cualquier otro lugar. Vivir en Japón es una experiencia única, y trabajar en este país, aunque puede ser complicado, significa ganar una buena cantidad de dinero.

 

Costumbres de los japoneses

Si hay algo que caracteriza a los japoneses es su respetuosidad, son tremendamente educados, y cuidan de manera atenta cada movimiento o palabra que pronuncian. No esperemos conversaciones acaloradas, elevados tonos de voz o interrupciones en nuestro turno de palabra, ellos piensan, meditan bien lo que van a decir, y luego hablan, y no al contrario, como se da habitualmente en otros lugares, sobre todo con caracteres más abiertos.

Tampoco está bien visto expresar las emociones en público, ni el contacto físico, son muy reservados, pero no tenemos que pensar que están carentes de sentimientos, que son de hielo, esto es sólo una consecuencia de una sociedad que siempre ha vigilado muy de cerca las formas, y en donde la importancia del individuo se ha visto supeditada al pensamiento general y el bien común.

La sociedad japonesa, aunque muy avanzada en muchos aspectos, sigue siendo muy tradicional en tantos otros, preservan con orgullo tradiciones milenarias, y tanto el hombre como la mujer adoptan, aunque adaptándose a los nuevos tiempos, los roles que han mantenido desde hace siglos. Es una sociedad repleta de tabúes, de doble moral, donde el nivel de exigencia es máximo, y en donde el fracaso se digiere muy difícilmente. Cuando un japonés se propone una meta, no se conformará con llegar a ella, sino que ésta, será sólo una parada para llegar a la siguiente.

 

Trabajar y vivir en Japón

Con seguridad, trabajar en Japón, puede ser el objetivo de alguno de nuestros lectores, y es por ello que a continuación, intentaremos dar algunas pistas y consejos que nos darán una visión más clara sobre los puntos más importantes a tener en cuenta si pretendemos buscar un empleo en el país nipón.

Hay que tener muy en cuenta que la política migratoria japonesa es muy estricta, y sólo importa perfiles muy cualificados, con gran experiencia, o estudiantes, preferiblemente con carreras técnicas, que puedan incrementar la productividad japonesa con la aportación de nuevos y diferentes puntos de vista. Es por esto que muchas personas creen que vivir en Japón es una locura: estilo de vida muy distinto, idioma complicado y política migratoria estricta.

 

Los visados necesarios

En Japón existen más de 10 visados diferentes, según sea la finalidad con la que se inicie el viaje, si es de estudios, por motivos laborales, según la situación del solicitante, según el tipo de trabajo que va a desarrollar, etc. Los visados se expiden por un periodo de uno a tres años, aunque siempre está presente la posibilidad de renovación si deseas vivir en Japón. Para aquellos extranjeros que han permanecido en el país durante más de cinco años consecutivos, se puede solicitar el permiso de residencia definitivo, o incluso la nacionalización (aunque tendríamos que renunciar a nuestra nacionalización originaria).

Para los extranjeros que quieran ampliar su estancia más allá de 90 días, tendrán que inscribirse en el registro pertinente, y si son estudiantes de entre 18 y 30 años, y van a estar en el país por un periodo de un año, hay otro tipo de visado que les permite compaginar estudios y trabajo.

Con el visado de turista no se puede trabajar en Japón, para poder hacerlo, la empresa que te contrata es la encargada de hacerte el visado de trabajo, justificando tu contratación y otros detalles, que desgraciadamente, resultan tan tediosos que muchas de ellas desisten en la búsqueda de personal que no sea del propio país.

Vivir en Japón es caro, los productos alimenticios y el transporte, tienen un precios muy elevados, y aunque en comparación el nivel adquisitivo es mayor que muchos otros sitios, sigue siendo un gasto importante para la economía familiar japonesa.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Si te ha gustado la información y quieres recibir los artículos que publico directamente en tu correo electrónico, introduce tu email a continuación (nada de Spam, ¡prometido!) -->
Para terminar te pediré algo que te costará muy poco y que valoro mucho. Los +1 en Google Plus me animan a seguir escribiendo a diario en VidaEmigrante ¿Me ayudas? -->

¿Te ha gustado el artículo?
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.5/5 (2 votes cast)
En: Japón
Fecha: jul 25,2012

Me llamo Álvaro y soy el creador del foroblog de viajes y migraciones . Soy un viajero apasionado que reside en S.Domingo, Rep.Dominicana. Vidaemigrante surge como nexo de unión para aquellos que desean emigrar o trabajar en el extranjero.

Elige tu continente:

Síguenos en FaceBook y Twitter:
Compartir Google+